viernes, 1 de mayo de 2009

UNAS HERMOSAS NALGAS








Soy como muchos, amante de las nalgas carnosas, de preferencia duritas. Tengo una amiga I. que quizás tiene las nalgas más hermosas que he visto.En algunas oportunidades he tenido la gloria de haber estado íntimamente con ella.
Realmente es un placer inconmensurable acariciar esas nalgas blanquísimas, bien trabajadas, sin una estría o rasgos de celulitis. Me encanta besar, amasarlas y darles de mordiscos como una fruta madura. También no hay como una mujer nalgona que le encante las caricias extremas y resista sin chistar una buena nalgueada previa a unas buenas penetradas ya sea a su sexo o a su culito.
No hay como unas nalgas grandes que se luzcan en una minúscula tanga y al revés cuanto se desmerecen cuando usan alguna prenda interior grande o pasada de moda.
Una amiga me decía que para ella no había como lucir a la moda interiormente; incluso me comentaba que a pesar de ser cómodas y prácticas, las pantyhoses no tenían punto de comparación con unas hermosas medias que le llegaran bien arriba del muslo y bien sujetadas ya sea por unos ligueros o un corset. Comparto plenamente con ella. Que incómodo es en las caricias previas a un coito, tener que estar bajando una pantyhose para poder acariciar un sexo que arde de deseos¡¡ o que una dama se ponga primero la tanga y luego sujete los ligueros o el corset. Una de las cosas que más me gustan es que mi ocasional amante se quite toda la ropa menos las medias y si son negras mucho mejor. Me excita enormemente el roce del nylon o de la licra en las puntas de mis dedos al acariciar unas hermosas piernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada